EconomíaLatinoamérica

Argentina reanuda la exportación de neumáticos a Uruguay tras eliminarse un impuesto clave

El mercado uruguayo vuelve a abrirse para los productores argentinos tras una reciente modificación arancelaria, y genera nuevas oportunidades de negocio.

Argentina quedó en condiciones de retomar la exportación de neumáticos a Uruguay luego de que el gobierno uruguayo eliminara un impuesto que había estado bloqueando este comercio.

El 28 de junio, Uruguay publicó en su Boletín Oficial el Decreto 175/24, que eliminó la Tasa Global Arancelaria del 16% aplicada desde 2007 a la importación de neumáticos producidos en Argentina. 

Este cambio normativo, según la Cancillería argentina, abre nuevamente el mercado uruguayo para los productores argentinos de neumáticos, ofreciendo nuevas oportunidades comerciales y representando un paso importante en la normalización de las relaciones comerciales entre ambos países.

La medida del gobierno uruguayo se basa en el reconocimiento de que Argentina, al derogar la Ley 25.626, cumplió con el Laudo del Mercosur de 2007, «relativo a la prohibición de importación de neumáticos remoldeados procedentes de Uruguay”, especificó el parte oficial argentino.

Diana Mondino, titular de la Cancillería argentina, destacó la importancia de esta decisión para fortalecer los vínculos económicos y comerciales entre ambas naciones.

Antes de la aplicación de la tasa diferencial en 2006, las compras externas de neumáticos de Uruguay ascendían a US$ 12,9 millones, de los cuales US$ 2,7 millones provenían de Argentina. Sin embargo, el año pasado, las compras totales alcanzaron los US$ 34 millones, pero solo US$ 365 mil correspondieron a Argentina.

Con la eliminación de la Tasa Global Arancelaria, se espera una reactivación significativa del comercio de neumáticos entre ambos países, lo que podría generar beneficios económicos para los productores y exportadores argentinos. Además, esta medida también puede incentivar a otros sectores industriales a explorar y expandir sus mercados en la región.

Este desarrollo refleja un esfuerzo por parte de ambos gobiernos para resolver diferencias y promover una mayor integración económica en el marco del Mercosur. La eliminación del impuesto arancelario es un ejemplo de cómo la diplomacia y la negociación pueden abrir nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo económico para los países de la región.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba