Cómo ganarle al plazo fijo

Cómo ganarle al plazo fijo

Cómo ganarle al plazo fijo

El plazo fijo es una de las inversiones más comunes y conservadoras, dado el bajo riesgo que promete y la seguridad de su rendimiento.

Sin embargo, se suele pagar un alto costo por la seguridad de este instrumento. En primer lugar, las tasas reales son negativas porque la inflación es mayor que el rendimiento ofrecido por un plazo fijo, por lo tanto, el capital invertido continúa perdiendo poder adquisitivo.

A modo general, actualmente la TNA para un Plazo Fijo de $100.000 a 30 días se ubica en torno al 48% mientras que la inflación interanual según el último dato publicado por INDEC está en 58%.

Por otro lado, tiene mucha popularidad el plazo fijo UVA que garantiza una tasa real positiva porque se ajusta a la evolución de los precios.

Sin embargo, se paga un gran costo de oportunidad al tener inmovilizado nuestro capital durante el periodo por el cual se realiza el plazo fijo, porque no deja flexibilidad para modificar la estrategia en un escenario económico y político muy cambiante o en el caso de necesitar el dinero.

Es por eso que analizaremos otros instrumentos para todo tipo de perfiles, pero con algunas ventajas atractivas, en este caso, ofrecidas por el mercado de capitales:

1-Ledes:

Son instrumentos financieros emitidos por el estado nacional y tienen la particularidad de cotizar a descuento, es decir que realizan un pago total y único al vencimiento del instrumento, conociendo el rendimiento o tasa de interés al momento de realizar la inversión.

Por este motivo son para inversores conservadores y moderados con un horizonte de inversión que actualmente puede ser entre 28 y 151 días.

Si bien lo más conveniente puede ser mantener estos instrumentos hasta la fecha de su vencimiento, existe la posibilidad de interrumpir la inversión en caso de urgencia o necesidad de los fondos, obteniendo el dinero dentro de las 48hs de la solicitud.

Es decir, son similares a un plazo fijo, pero ofrecen esta última ventaja de liquidez. Actualmente, estas letras presentan rendimientos entre el 49% y 51%.

2-Bonos Badlar:

Los bonos a tasa variable definen su tasa de interés en función de la variación de la tasa Badlar, un bono que ajusta su retorno por la tasa de plazos fijos, sin la penalización impositiva y comisional del sistema bancario y con la ventaja de que no sólo tengo posibilidad de salirme de la inversión en, a lo sumo, 48 hs., sino también que, dado que los papeles cotizan en el mercado, tengo posibilidad de ganar también por apreciación del capital ante movimientos favorables en los precios.

Por eso es un instrumento atractivo para inversores moderados y agresivos.

3-Fondos CER:

Siguiendo con la idea de posicionarme para batir la inflación y competir contra un plazo fijo UVA, los FCI CER pueden ser la herramienta ideal para aquellos que tienen un perfil de riesgo conservador/moderado.

La principal ventaja de los FCI’s, es la posibilidad de posicionarme en una canasta de activos, diversificando así los riesgos de concentrar la posición en un solo título y ceder la gestión de la cartera a un equipo especializado que gestionará las inversiones para cumplir el objetivo propuesto, es decir, derrotar a la inflación.

Además, los plazos de rescate son muy convenientes en cuanto a flexibilidad, pudiendo disponer del dinero en 48/72 horas y sin penalización por rescates anticipados, como sucede con los plazos fijos.