Creer o no creer

Creer o no creer

Los bonos argentinos sufrieron una nueva caída. El AL30D principal bono, obtenido después del canje del año pasado, reemplazando al AY24, llego a su mínimo histórico de 36.45 desde los 52 que tuvo el 14/09/20 generando un alza en la rentabilidad de estos bonos cercanos al 19% y cada vez con menos volumen de operaciones.

Esto viene así marcadamente desde octubre cuando comenzó el gobierno a vender los bonos del Anses para bajar el dólar MEP. Esto nos pone nuevamente en un escenario binario que vendrá dado por el desenlace con el acuerdo con el FMI que estaba previsto para fines de este mes de Marzo o de Abril, pero puede pasar cualquier cosa. El año pasado desde que se inició el canje pasaron unos cuantos meses hasta que se cerró.  Al fondo le debemos 53 mil millones de dólares a pagar en el 2024 con intereses incluidos lo que representa más del  64% del total del dinero que tiene prestado el fondo. El segundo país es Colombia con 7 mil millones y después con 3 mil millones Ecuador y seguimos con Angola, Marruecos, Ucrania y demás. Por lo que si lo miro con otra óptica, el problema lo tiene el Fondo, no nosotros. Ellos son los que corren riesgo si no hacen un acuerdo con nosotros por que  fundiríamos al fondo de no pagarles, por lo que por esa parte creo que el acuerdo se va a dar.

El tema es la política local, cuando van a querer cerrar ese acuerdo?…. seguramente algo cerca de las elecciones de octubre. Por lo que si un inversor elige invertir en bonos como AL30 tiene la posibilidad de comprar barato hoy y si sale el acuerdo ganar esa compresión de spread de la tasas. Pero si se demora el acuerdo el bono puede seguir bajando: supongamos un nivel cercano a los 33 dólares. En el largo plazo, al no tener grandes pagos estos bonos, no tendrían que entrar en la situación de default, que es como se los están cotizando ahora. Estos bonos pagan un interés del 0.0125% el 9 de julio que son unos 15 millones con respecto a los 12.5 mil millones de la emisión total del AL30D y recién en el 2024 se pagará una amortización de capital, también en julio del 4% o sea unos 500 millones. Recién ahí estaríamos en una situación ajustada para el pago… si es que no tenemos ya arreglado el tema con el FMI por lo que durante 2 años el valor del bono tendría que subir solo por el paso del tiempo.

Por otro lado el Merval, nuestro mercado local está más golpeado que los bonos. Acciones como Banco Galicia que en diciembre del 2018 valían  70 dólares, ahora no llegan a 8,50. Por lo que arreglar con el FMI no solo mejoraría los bonos, sino también las acciones y con un mayor potencial relativo. Eso sí, hay que tener en cuenta que empresas como el banco Galicia o Macro ganan en pesos y estos cada vez valen menos. Por lo que se puede buscar acciones que exporten y reciban dólares desde el exterior, como Cresud, Molinos Agro o San Miguel.

Todo lo mencionado viene recomendado para un inversor moderado agresivo. Obvio que hay otros tipos de inversores. Argentina sufrió y sufrirá por el covid y como el resto de las economías emergentes le está costando la recuperación. No así los países desarrollados que ya tienen sus mercados financieros como si el covid no hubiera pasado. Esto afectó a las carteras más conservadoras, a las cuales no está recomendado, por ejemplo la compra de acciones. Pero para una cartera moderada en Argentina los Cedears siguen siendo la mejor alternativa. Están cubiertos a una devaluación y se invierte en acciones de primer nivel mundial, que no dejan de romper récords.

Esto implica un mayor monitoreo de las carteras, pero nada que no sea divertido. Por ultimo para los clientes más conservadores: la norma sigue siendo no estar en pesos. Los bonos CER han tenido un muy buen comienzo de año, como los TX24 –TX28 con subas de un 15% desde comienzo de año, recordemos que la tasa CER está anclada a la inflación, esta sube y suben los bonos y enero y febrero marcaron récords de inflación (que novedad). También tenemos los bonos Baldar como el PBA25 que ha tenido un crecimiento más leve, pero pago cupón los primeros días de enero y rápidamente recuperó su precio por lo que también es una buena alternativa. Como siempre, a la hora de tomar una decisión es mejor contar con toda la información posible. Muchas veces es mejor esperar y no invertir.

Esto también es una decisión por lo que a los más conservadores les recomiendo quedarse con los dólares que tengan y esperar una resolución con el FMI. También se puede invertir una vez esté resuelto el tema con el FMI, ya sabiendo que pasó, se ganará menos, pero no se pierde aunque siempre vamos a tener temas calientes en nuestra querida Argentina. Para esta segunda quincena de marzo se acabó trigo y arranca el maíz (tempranero, el tardío, más cantidad, llega en junio) y un poco la harina de soja. Esto hizo bajar un poco el CCL pero la presión sigue, el Banco Central está comprando dólares pero principalmente liquidación de las mineras pero no creo que pueda comprar de acá hasta fin de marzo. Lamentablemente todo esto se resume en que si creemos que Argentina sale o no del pozo.