LatinoaméricaSan Juan

El Paso Agua Negra y el Corredor Bioceánico: situación actual y perspectivas (1º parte)

Este Proyecto ha sido elaborado por Docentes de la Universidad Católica del Norte (Chile) y apoyado por la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AGCID.

Presenta una síntesis del desarrollo del Paso Agua Negra y la integración a lo largo de lo que se conoce como el Corredor Bioceánico Central Coquimbo – Porto Alegre (CBC-CP): ruta de más de 2.472 kilómetros que conecta las costas Atlántica y Pacífica de Sudamérica a lo largo del paralelo 30º sur y las rutas 41 en Chile, 150 en la región centro de Argentina y 290 en el Estado de Rio Grande do Sul, en Brasil.

En virtud de la complejidad que reviste la integración a través de los Andes y de la envergadura del proyecto binacional Túnel Agua Negra (TAN), tanto en términos técnicos como socioeconómicos y ambientales, esta síntesis busca describir desde una mirada holística los desafíos asociados a la integración sudamericana a través de los Andes, con especial foco en el paso que une la región chilena de Coquimbo con la provincia Argentina de San Juan.

De esta manera, esperamos contribuir a la información de tomadores de decisiones y actores relevantes de la sociedad civil, el estado, instituciones educacionales y el sector privado respecto a la integración en el espacio del Corredor.

El mayor obstáculo a la conectividad permanente entre Argentina y Chile y por lo tanto entre el MERCOSUR y el Océano Pacífico, es la barrera natural de la Cordillera de los Andes, la cual separa ambos países a lo largo de la tercera frontera más larga del mundo con 5.308 kilómetros.

Para sobreponerse a ello, la habilitación y mantención de pasos fronterizos que garanticen un mejor flujo de mercancías y personas resulta clave, y con ello la apertura de nuevas rutas para el sur del continente hacia los puertos chilenos y desde allí al Asia; fortaleciendo la integración regional y el comercio.

El antecedente más antiguo relativo a la conectividad entre Coquimbo y San Juan data de 1575 cuando Gaspar de Zárate (primer español presidente del primer cabildo de San Juan) se dirige al Rey de España Felipe II, solicitando formalmente la construcción de un camino que vinculara dicha provincia argentina con La Serena.

Sin embargo, hubo que esperar hasta 1869 para que por primera vez una tropa de carros cruzara entre San Juan y Coquimbo; lo que llevó a que en 1870 la Provincia de San Juan emitiera una ley para asignar fondos al estudio de la conectividad.

Los intentos por consolidar el Paso Internacional Agua Negra por parte de Chile y Argentina datan de 1935. El año 1998 surge la iniciativa de la construcción del TAN, el que se encuentra priorizado en el ámbito multilateral en Sudamérica (COSIPLAN, 2017) y a nivel bilateral conformándose el año 2010 la Entidad Binacional Túnel Agua Negra (EBITAN) para su gestión.

En la actualidad, el Paso Internacional es habilitado en el periodo estival, entre los meses de noviembre y abril, con sus respectivos servicios de control aduanero, migratorio y fito-zoosanitario.

Sin embargo, la topografía del terreno y condiciones climáticas inherentes al paso, presentan dos grandes inconvenientes: el camino actual no es apto para el transporte de carga y permanece cerrado la mayor parte del año, debido a los factores meteorológicos en la Cordillera de los Andes.

El proceso de integración fronteriza entre la Región de Coquimbo y la Provincia de San Juan ha estado acompañado de un marco institucional que brindan ambos países a través de legislaciones y el desarrollo de políticas coordinadas binacionalmente y que les ha permitido a ambos territorios subnacionales avanzar de manera conjunta en materia de integración y cooperación.

Desde la firma del Tratado de Paz y Amistad entre Chile y Argentina, en noviembre del año 1984 y teniendo presente el Acta de Entendimiento de Buenos Aires, firmada ese mismo año, ambos países se comprometieron a “la creación gradual de Comités de Frontera, destinados a coordinar y resolver los problemas operativos que se presenten en el tránsito fronterizo, conforme al espíritu de integración que anima a ambos países”.

En agosto de 1997, se suscribió el acuerdo para establecer un reglamento de los Comités de Frontera.

Con el fortalecimiento de las relaciones entre ambas naciones los Comités de Frontera pasaron a llamarse Comités de Integración y quedaron incorporados en el Tratado de Maipú de Integración y Cooperación, firmado el año 2009 por las presidentas de Chile y Argentina y ratificado por los congresos de ambos países en noviembre de ese año, el cual entró en vigencia el 22 de enero de 2010 como uno de los siete mecanismos bilaterales que Chile y Argentina tienen para avanzar en el cumplimiento de los objetivos propuestos en dicho Tratado.

Actualmente existen ocho comités funcionando a nivel binacional y en lo particular el Comité de Integración Agua Negra ha sesionado en 27 oportunidades desde su creación en 1996, siendo la última de ellas en la ciudad de La Serena, Región de Coquimbo, entre los días 31 de mayo y 01 de junio de 2018, instancia en la cual se acordaron más de 150 acciones a realizar en diversos ámbitos relativos a la integración.

Cada año, Chile y Argentina se turnan para preparar el Comité de Integración correspondiente, en base al plan de trabajo anual de las cancillerías de Chile y Argentina, a través de la Dirección Nacional de Fronteras y Límites del Estado en Chile y la Dirección de Límites y Fronteras en Argentina.

Este proyecto contempla la construcción de dos túneles a través de la cordillera de los Andes con una longitud aproximada de 13,9 kms. y una altura media de 3.800 m.s.n.m, de los cuales un 72% corresponde al territorio Argentino y 28% al chileno.

La construcción del TAN contempla una inversión estimada en US$ 1.600 millones y un plazo estimado de 9 años (COSIPLAN, 2017).

Una mejor conectividad fronteriza entre la Región de Coquimbo y la provincia de San Juan y en particular mediante la construcción del TAN, además de generar una alternativa permanente de circulación entre ambos países, permitiría fortalecer la integración a lo largo de lo que se conoce como el Corredor Bioceánico Central Coquimbo – Porto Alegre (CBC-CP): un área geográfica de 967.281 km2 con una población total sobre los 21 millones de personas comprendida por la Región de Coquimbo, las provincias argentinas de San Juan, La Rioja, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y el Estado de Rio Grande do Sul en Brasil.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba