EconomíaEl Mundo

La Inteligencia Artificial está transformando el comercio internacional

Sea por sus usos en marketing digital, recolección de datos y automatización de procesos, el 83% de las empresas ya consideran a la GenAI (IA Generativa) como una de sus principales prioridades de este año

En el mundo siempre cambiante del comercio internacional, los últimos meses han sido testigos de cambios radicales que, para muchos, comienzan a transformar por completo la forma en la que las empresas operan y se relacionan a nivel global. Pocos pueden dudar todavía de que la inteligencia artificial haya llegado para quedarse. Con un valor de mercado global valuado en 196 mil millones de dólares, no es sorpresa que cada vez sean más los sectores que han incorporado en alguna capacidad estos desarrollos. Sea por sus usos en cuanto al marketing digital, recolección de datos y automatización de procesos, el 83% de las empresas ya consideran a la GenAI (IA Generativa) como una de sus principales prioridades para el transcurso de este año.

El mundo del comercio exterior siempre se ha posicionado como uno de los más vanguardistas a la hora de incorporar nuevas tecnologías. Para las empresas, esto se traduce en una lógica de maximización de costos, rapidez y eficiencia. Para los Estados, un control sobre el tráfico (legal e ilegal) de mercadería por sus fronteras más abarcativo. No hace falta entrar en detalle sobre cómo el GPS, la tecnología RFID o la documentación digital, por nombrar solo algunos fenómenos, han puesto de cabeza al manejo del comercio internacional, prácticamente de la noche a la mañana. La pregunta es entonces cada vez menos “si” la Inteligencia Artificial va a cambiar la forma de ejercer el comercio internacional y cada vez más “como”.

En el lapso de los últimos meses, hemos visto un avance exponencial en la GenAI en no menor medida gracias a dos factores: el autoaprendizaje y el aprendizaje supervisado. El primero, refiere a la capacidad de la misma para aprender por sí sola. El segundo, a la capacidad de hacerlo gracias al input de sus usuarios. En un mundo tan interconectado y globalizado como lo es el comercio internacional, es este segundo factor el que es clave a la hora de difundir conocimientos y herramientas que hacen de la IA una posible caja de pandora para resolver los más simples y complejos desafíos del día a día. Veamos algunos ejemplos puntuales de lo que la IA es capaz de resolver en este frente.

Recomendación de Posiciones Arancelarias: con la última actualización de ChatGPT (Versión GPT-4O), se podrá enviar una imagen, sin siquiera tener que describir la mercadería en cuestión y solicitar una posición arancelaria tentativa. Incluso se puede pedir un desglose de los tributos a pagar para tal importación y pedir explicaciones sobre cómo se llegó a tal conclusión. Esto, recordemos, es posible gracias a que la última versión del Chatbot cuenta con acceso en vivo a la web y puede buscar respuestas en línea con información reciente a diferencia de modelos anteriores.

Más aun, el servicio aduanero de Nigeria en colaboración con el CCF Coreano, ha lanzado una herramienta similar gratuita que nos permite describir brevemente la mercadería a clasificar (en inglés) y obtener una posición, capítulo y subcapítulo aproximado para el mismo.

Análisis de Documentos: gracias a sus sofisticadas funcionalidades de detección de lenguaje, la IA puede también utilizarse para verificar y evitar posibles inconsistencias o errores en SEDIs, BLs, Packing Lists y todo tipo de documentos aduaneros.

En este caso, y para la última versión del ChatGPT, podemos adjuntar varios archivos y pedirle al Chatbot que contraste los documentos entre sí para encontrar fallas. Puntualmente, la AI resulta ser extremadamente efectiva a la hora de comprar por ejemplo una factura con su respectiva SEDI.

Estimación de plazos: Frente a una detallada explicación de lugar de embarque, tipo de mercadería y medio de transporte, la IA puede ofrecernos tiempos de embarque y arribo aproximados, mucho más precisos.

Al disponer de acceso a noticias en tiempo real, la última versión del modelo más conocido de OpenAI puede tener en cuenta variables que de otra forma ignoraríamos a la hora de estimar plazos a nuestros clientes.

Planificación de Rutas: si bien ChatGPT puede ser utilizado para esta función, ya existen plataformas como Routeq.comNextbillion.ai o Peak.ai que se dedican pura y exclusivamente a diseñar las mejores rutas para el transporte de cargas para minimizar tiempo y costos. Estas Inteligencias Artificiales se centran pura y exclusivamente en optimizar rutas, calcular distancias para ETAs confiables y hasta ofrecer seguimientos en vivo.

Aunque estos tres casos son pagos, ChatGPT puede también ofrecer rutas en base a información reciente recolectada de la web. En este ejemplo, podemos notar que gracias al acceso en vivo al internet, ChatGPT puede incluso considerar las dimensiones totales del camión para definir el camino más eficiente.

Explicación y resumen de normas y noticias: Con un poder de lectura de sin precedentes, no es sorpresa que la IA sea una herramienta brillante a la hora de condensar las normas y noticias que diariamente se publican sobre Comercio Exterior. Aún más, al presentarle al ChatGPT varias normas juntas con referencias cruzadas, la misma es capaz de tener estas referencias en cuenta a la hora de analizar e interpretar los textos. Es decir, no solo que esta tecnología es útil para resumir conceptos regulatorios complejos, sino también para poder buscar automáticamente partes de textos (como por ejemplo “puntos” en regulaciones bancarias) que han sido aludidas por nuevas normas.

A medida que nos adentramos en este territorio desconocido, queda claro que estamos ante una transformación que aún no logramos cuantificar. Sin embargo es esencial recordar que, si bien la tecnología puede impulsar cambios profundos y rotundos que faciliten nuestras tareas, su implementación debe ser cuidadosamente acompañada y supervisada por control humano. Sólo de esta manera, podemos avanzar hacia un comercio internacional más eficiente, rápido y autodidacta.

*Aclaración: Todas estas ideas no apuntan a reemplazar el rol de Despachantes, ATAs o profesionales del Comercio Exterior, sino a complementar su tarea. Se recomienda fuertemente la comprobación de toda información que provenga de la Inteligencia Artificial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba