EL “HOMO ECONOMICUS”

EL “HOMO ECONOMICUS”

Cualquiera de cada uno de nosotros cuando empezamos a estudiar “Economía” ya sea como materia del secundario o en la carrera universitaria o en un postgrado u otro nivel académico, lo primero que se nos enseña es que el “objeto” de dicha ciencia es la “Escasez de recursos limitados para satisfacer necesidades ilimitadas” mientras que el “sujeto” de la misma es el “Hombre” y en virtud de ello es que esta disciplina es una ciencia social y no matemática o exacta o algo por ese estilo …. y es por ello que hay tantas corrientes del pensamiento, tantas ideas extremas tanto de derecha, de centro y de izquierda, así como también tantas opiniones con sus fundamentos pero muy contradictorias y para nada conciliables entre sí.

Pero volviendo al “sujeto” de la Economía, o sea el hombre, debemos señalar que no se trata de cualquier hombre sino que está muy bien determinado y se lo conoce como “Homo Economicus”: es toda persona hábil, capaz, en edad de tomar decisiones o sugerir ( por lo cual no importa si es menor ), sin distinción de sexo, raza, religión, norma legal ( incluso fuera de la ley ), etc. pero lo más trascendente es que se trata de un ser pensante, racional, objetivo, normal u ordinario si se quiere, de tal forma que si algún bien o servicio que satisface su necesidad, lo vá  a pagar al menor precio posible y es así como se conforma la demanda de dicho bien o servicio. De tal manera que si el precio del mismo sube, demandará menor cantidad y a la inversa, si el precio baja, lo racional es que demande más, pero siempre dentro de cierto límite que se lo señala la satisfacción de esa necesidad que planteamos al principio.

Por ejemplo, puedo demandar un kilo de asado para darme un gusto el próximo Domingo, pero si por tres kilos me hacen alguna rebaja, es racional que los compre pero siempre y cuando con esos tres kilos yo satisfaga esa necesidad con algunos invitados…. pero es irracional que compre cien kilos ( por más rebaja que me hagan ) si no los voy a consumir y por lo tanto este último caso no se corresponde con ese sujeto de la economía como es el “Homo Economicus”.

Hasta acá creo que todo el planteo es entendible …. pero lo que en verdad carece de explicación y por lo tanto de entendimiento es una serie de casos que se van descubriendo de a poco a medida que la justicia argentina vá informando y procesando, me refiero por ejemplo a la enorme cantidad de autos ( más de cien de alta gama y de un valor altísimo ) de un tal Lázaro o motos y otros vehículos también de altos precios de un tal Amado o bolsos repletos de dólares de un tal López o tantas propiedades, cuentas bancarias en nuestro país y en el exterior, dragones, cofres, etc. de varios ex funcionarios, políticos y empresarios de la anterior gestión, que a nosotros, humildes estudiosos de la economía como a cualquier otro investigador de esta ciencia, no nos encaja dentro del modelo de estudio con un sujeto “racional”. Y nunca nos vá a cuadrar ya que no habría una demanda y una oferta de tales bienes y en idéntica medida nunca habrá un mercado de los mismos debido a la excesiva avaricia que muestran esos sujetos, que de paso hasta el momento no son sujetos de economía, no hay una necesidad a satisfacer en el mercado para ellos, aunque es probable que sean nuevo tema de estudio para algún futuro Premio Nobel de Economía e incluso habría que reveer que se entiende por “Homo Economicus” con estos casos novedosos.

Solo para no abundar sobre algo tan notorio, cito el último procesamiento del Juez Bonadío con prisión preventiva y un embargo por $4.000 millones donde señala que el matrimonio Kirchner «hizo funcionar una maquinaria que le sacaba con procedimientos amañados, dinero al Estado Nacional en detrimento de la educación, la salud, los jubilados, la seguridad, que dejaba al pueblo más humilde sin cloacas, sin agua corriente, sin servicios, sin transporte seguro, etc., etc. y todo esto se hizo para distribuir coimas a funcionarios corruptos a cambio que, por avaricia y codicia, ese selecto grupo de empresarios también se llenaran los bolsillos mediante su participación en licitaciones o concesiones».

Para nosotros, entiendo que son sujetos inimputables y que no encuadran en esta ciencia como sujetos de estudio …. pero por supuesto …. a los hechos me remito dado que han producido un daño económico tremendo!!!!!