Ser exitoso

Ser exitoso

Muchas veces nos preguntamos… ¿quién es exitoso…qué es ser exitoso… y por qué? La respuesta que tendríamos que dar sería… “los que tienen más GRIT”.

La palabra GRIT está en inglés y no tiene traducción exacta al español, entonces la conservamos tal cual. Con GRIT asociamos frases del tipo “no rendirse”, “resistir frente a la adversidad”, “continuar a pesar del fracaso”, “persistir cuidándonos del virus”, “insistir aún con pandemia” y demás, aclarando que es comprometerte con tu futuro cada día, no por un día, no por un mes, sino por años”, es el tipo de comportamiento obediente y disciplinado necesario para el cumplimento de metas de largo plazo. A todo esto…

¿Qué es GRIT?

GRIT es una combinación de perseverancia y pasión. La perseverancia tiene que ver con la disposición que tenemos para trabajar duro de manera sostenida en el tiempo. Incluye un sentido de dirección, determinación, esfuerzo y resiliencia. Asociamos la pasión con entusiasmo, euforia o intensidad: Trabajar en algo que te importa lo suficiente como para mantenerte fiel. No sólo enamorarte de lo que haces, sino permanecer enamorado de lo que haces. La pasión relacionada con GRIT tiene que ver con aquello que quieres lograr en la vida, la razón por la cual te levantas cada mañana; está asociada a lo más importante para ti, es una filosofía de vida que te da dirección.

Cuando las cosas se ponen difíciles o las soluciones nos evaden, la pasión y la perseverancia son los motores que nos impulsan a continuar. GRIT tiene un componente genético, pero también es un músculo que podemos fortalecer y hacer crecer. Resulta útil pensar qué nos motiva lo suficiente como para dedicarle tiempo, energía y esfuerzo, sobretodo, cuando las cosas no estén saliendo como queremos.

Las personas que tienen GRIT auténtico son aquellas que establecen metas personales desafiantes, cuando nos sentimos felices tenemos acceso a nuestros recursos personales de mejor calidad, resolvemos problemas más complejos, retenemos y recuperamos más rápido la información, detectamos oportunidades, funcionamos mejor. Esto agiliza el cumplimiento de nuestros objetivos. Es más fácil ser exitoso, cuando trabajamos primero en ser felices. La humildad intelectual tiene que ver con mostrar curiosidad, disposición para aprender de los demás, vulnerabilidad, capacidad para recibir retroalimentación y apertura para escuchar ideas nuevas o diferentes.

La postura de sabelotodo no alcanza para mucho. Detrás de casi todas las historias de éxito hay muchos intentos, muchos rechazos y muchas fallas. La ciencia demuestra que el GRIT es la razón detrás de todas esas historias personales de éxito que nos inspiran. La buena noticia es que podemos desarrollar esta habilidad en nosotros mismos, nuestros hijos, estudiantes y en las personas con quienes trabajamos.